TFG y los Niveles de Evidencia en la Psicología Basada en la Evidencia: La pirámide de Haynes (2014)

En el Paso a paso para escoger un tipo de diseño metodológico en función de cómo queremos actuar en nuestra investigación, te hice saber que había modalidades de TFG – TFM más prácticas o más teóricas, que podíamos aproximarnos de una forma más o menos teórica (o más o menos práctica) a nuestro objeto de estudio. Como puedes ver en el esquema que he hecho para ti:

Recordemos el diagrama que expuse en nuestro paso a paso para elegir el diseño metodológico de nuestro trabajo final. Estas serían las formas más habituales en la asignatura final del grado o del máster, aunque existen más diseños derivados de estos.

Si estudias Psicología en la UOC

¿Cómo crear el 🔥 ÍNDICE AUTOMÁTICO 🔥 en Word? Haz la TABLA de CONTENIDOS sin errores ✅ Muy FÁCIL ✅

Si quieres una defensa original

La MEJOR estrategia SEO ✅ Marketing y TFG ☝️ Para ganar suscriptores ✅ míralo HASTA EL FINAL 🔥

Tu Descuento en Panamericana

Código DESCUENTO 🎁 en 📚 TODOS los Libros, Cursos y OPES de Ed. PANAMERICANA REDOLAR PIR MIR OPOS

Sin embargo, en aquella entrada, la pretensión era hacer una pequeña introducción al ámbito de la investigación, en un nivel de especificidad y detalle bastante difuso y poco definido, para no aturdir. Si has llegado a esta entrada, significa que estás en ese momento más serio y comprometido en el que, ante la pantalla en blanco nuclear, te planteas qué tipos de TFG o TFM puedes hacer en base a criterios científicos, más allá de mis consejos. Porque, ya sabes, sólo existe una clase de Psicología, la que cierne sus bases al método científico, como también existen una jerarquía, con sus correspondientes niveles, en base a cuán rigurosos seríamos con los datos en función del nivel. Te estoy hablando de los estándares de la Psicología Basada en Evidencia (PBE) y de que para cada tipo de artículo, existe un protocolo a seguir para no comprometer nuestra investigación. En esta entrada, te voy a ayudar a entender qué tipos de artículos existen y qué protocolo debes seguir en cada caso para aplicarlo en tu TFG o TFM.

Psicología Basada en la Evidencia Las Guías de Práctica Clínica

¿Qué es la Psicología Basada en la Evidencia (PBE)?

Efectivamente, no son pocos los autores que defienden que hay un sesgo o una separación entre la práctica profesional y la investigación científica en Psicología, ya que ésta última no suele estilarse en los despachos o en las consultas, sino que, normalmente, queda restringida al ámbito universitario, al menos en España. De hecho, que yo sepa, la única opción que he visto en mi vida en donde ambas se combinan es en las clínicas en las que se aceptan prácticos universitarios que son los enlaces entre la clínica y la investigación pero, realmente, son aprendices de investigadores y sus ensayos o aportes se quedan en lo académico y para uso personal: no transciende. Quizás debería haber más opciones como la que tuve la suerte de experimentar en República Dominicana… pero la cuestión es que, en la mayoría de países del mundo, así están las cosas, con ese dique o muro que separa la práctica clínica de la investigadora en Psicología.

Si bien esto es innegable, ha aparecido una herramienta metodológica que posibilita la construcción de puentes entre estos dos mundos tradicionalmente destinados a no entenderse: se trata de la Psicología Basada en la Evidencia (PBE) con la que se ponen en común las mejores pruebas científicas con la práctica psicológica. Sin embargo, existen varias modalidades de actuación o formas de concebir la investigación en función al nivel de especificación dentro de una jerarquía en donde se posicionan diferentes tipos de abordajes científicos que requieren de su propio protocolo para poder cumplir con los criterios científicos que se esperan de ellos, dependiendo del nivel. De igual manera, en esta jerarquía se contemplan estudios más o menos exigentes y exhaustivos que podrán darte una idea más enriquecedora de lo que podrías hacer con tu TFG, dentro de tus posibilidades. Sólo te haré un spoiler: en esta jerarquía, la modalidad más exigente y exhaustiva es el Meta-análisis (MAs), aunque las Revisiones Sistemáticas (RSs) se quedan en segundo lugar. ¿Quieres saber las diferencias entre unos y otros y qué protocolos deberás utilizar? Quédate hasta el final. Ahora vamos a contextualizar estas dos modalidades, de las más importantes, dentro de la investigación con abordaje teórico pero no menos importante por ello.

Bien, empecemos por dar una explicación teniendo en cuenta la terminología en su conjunto:

  • Por un lado, la PBE se compone de un primer término, “EVIDENCIA” con el que, ineludiblemente se hace referencia a lo que es comprobable o a la prueba y que, en nuestro idioma, significa referido a la certeza o lo evidente sobre un tema o sobre algún asunto (Frías Navarro y Pascual, Llobell, 2003; en Daset y Cracco, 2013). Independientemente de las dificultades que pudieran aparecer en este devenir semántico, podemos redefinir el constructo de “evidencia”. Evidencia sería todo aquello comprobable de manera fidedigna con la investigación sistemática, en tanto en cuanto podemos asegurar cierto nivel de exigencia al encontrarnos con artículos de la “mejor calidad” gracias a la sistematización. El término de “sistemático” es importante aclararlo aquí, ya que es una de las cuestiones más importantes dentro de la PBE: que algo es sistemático significa que algo ha sido sometido a un método, un protocolo, que hay que seguir unos pasos y que no se ha dejado nada al azar. La evidencia aquí cobra sentido en cuanto a que es resultado de un sistema metódico, ordenado y estandarizado de criterios científicos que han de cumplirse para poder ser eso, una evidencia irrefutable.
  • Por otro lado, hablamos de PBE como podríamos hablar de la Medicina Basada en la Evidencia, por ejemplo. Todas las disciplinas tienen su propio sistema, íntimamente relacionado con el asunto o con la naturaleza del objeto de estudio, como también comparten pirámide y jerarquía de los niveles de exigencia científica en los que se posiciona cada modalidad de artículo de investigación o de aproximación científica al objeto y a su naturaleza. Sin embargo, con PBE, también podríamos estar refiriéndonos a la Práctica Basada en la Evidencia, un concepto con el cual podríamos estar refiriéndonos a todas las disciplinas y al método científico como un eje globalizador y transversalizador de todas ellas y en otras áreas científicas (Medicina, Enfermería Ciencias Sociales, etc.).

Concluyendo y, parafraseando a Daset y Dracco (2013), “(…) en la Práctica Basada en la Evidencia (PBE) está el germen de la Psicología por venir (…)” (Babione, 2010; citado en Daset y Dracco, 2013).

Siguiendo a Babione (2010), en la Práctica de la Psicología basada en la Evidencia está el germen de la Psicología por venir, se plantean cada vez más los temas que refieren a la formación de los nuevos profesionales e investigadores, además de la obligada actualización de los grupos de especialistas ya existentes y la necesidad de crear esas vías de comunicación, para que práctica e investigación se retroalimenten y avancen juntas. Esta escena transcurre como se decía al principio, en un fondo que enmarcan los Sistemas, que en algunos casos han desarrollado políticas que incluyen como exigencia que, las intervenciones de elección -diagnósticas, de tratamiento y aún preventivas-, sean aquellas que cumplen con los criterios de la Práctica Basada en la Evidencia (Moriana y Martínez, 2011).

Concomitantemente no dejan de sentirse voces en desacuerdo y que objetan los criterios con los que se evalúan esos tratamientos, enfatizando el tema de la empatía o el vínculo que se genera entre el paciente y el terapeuta y cuestionando el fuerte componente estadístico que tiene la propuesta de la PBE. En cualquier caso, el advenimiento de este modelo, transversal, producto de la acumulación de conocimiento y los avances que posibilitan las TIC’s, supone un punto de inflexión para profesionales, académicos, pacientes y sistemas. Así como los modelos se fueron superando y completando y la Psicología hizo relevantes aportes, en el camino por andar, entre actores y campos de ciencia, se irán delineando las bases para alcanzar unas Buenas Prácticas desde el lugar en que cada uno actúa su rol.

Babione, J. M., (2010). Evidence-Based Practice in Psychology: An Ethical Framework for Graduate Education, Clinical Training, and Maintaining Professional Competence. Ethics & Behavior, 20 (6), 443-453

Las Guías de Práctica Clínica (GPC): ¿Qué son? ¿Qué tipo de guías existen?

Las Guías de Práctica Clínica fueron definidas en 1990 como un conjunto de “recomendaciones desarrolladas de forma sistemática para ayudar a los profesionales y a los pacientes a tomar decisiones sobre la atención sanitaria más apropiada, y a seleccionar las opciones diagnósticas o terapéuticas más adecuadas a la hora de abordar un problema de salud o una condición clínica específica” (Clinical Practice Guidelines: Directions for a New Program). Ahora bien, en 2011, las GPC se reformulan como “documentos informativos que incluyen recomendaciones que pretenden optimizar la atención a los pacientes que están informadas por una revisión sistemática de la evidencia y una evaluación de los beneficios y riesgos de las diferentes opciones alternativas de atención”. (Clinical Practice Guidelines We Can Trust).

Existen diferentes tipos de Guías Clínicas, en función del grado de evidencia y el nivel de consenso que las configuren. Así, habría Guías clínicas basadas en la opinión de expertos, guías clínicas basadas en el consenso y guías clínicas basadas en la evidencia empírica.

🔥Opinión de expertos🔥🔥Consenso🔥🔥🔥 Basada en la evidencia empírica
No estructuradoEstructuradoEstructurado
Rápido y baratoLento y caroLento y caro
InformalFormalFormal
Potenciales conflictos de interésDiferentes puntos de vistaMétodo reproducible
Evidencias implícitasEvidencia implícitaEvidencia explícita
Desavenencia entre expertosDesavenencia entre expertosMétodos y decisiones están disponibles para ser revisados
Sesgos en la selección y aplicación de estudiosProbables sesgos en la selección de estudiosMuestreo riguroso y explícito
Clasificación de las Guías Clínicas (no todas están basadas en la evidencia). 🔥 = Nivel de evidencia.

Así dentro de las guías clínicas basadas en la evidencia empírica, se contemplan varios niveles, que son representados en la Pirámide de Haynes (2014), de la cual hablamos a continuación. Al final de esta entrada, tienes una serie de recursos en los que puedes encontrar GPC, así como una guía con la que poder profundizar sobre todo esto.

La Pirámide de Haynes (2014) ¿Qué es y para qué sirve?

¿Qué es la pirámide de Haynes (2014)?

La Pirámide de Haynes es un modelo para representar los niveles de evidencia en investigación según las asociaciones científicas y el consenso internacional. En el siguiente video puede entenderse con mayor profundidad:

Tutorial UDD: Niveles de Evidencia según Oxford (NA1)

¿Para qué sirve la pirámide de Haynes(2014)?

La pirámide de Haynes (2014) puede ser muy valiosa para varias utilidades:

  1. Nos estaría dando muestra todas las maneras posibles de llevar a cabo una investigación sobre un tema en específico ordenadas en función del grado de especificidad que se le da a la estadística aplicada en cada caso, así como según el nivel de exigencia respecto a los criterios científicos en cada caso.
  2. Esta teoría deja atrás la clasificación simplificada de las fuentes documentales en tres categorías (primarias, secundarias y terciarias) para enseñarnos una forma más pormenorizada de clasificar las fuentes.
  3. En tercer lugar, también puede servirnos para llevar un orden a la hora de realizar búsquedas bibliográficas después de diseñar nuestra pregunta de investigación con la técnica PICO.

Si lo llevamos a nuestro terreno de los Trabajos Finales de Grado y de Máster, en realidad, podemos verla como una forma visualizar, de un vistazo, todas las formas de artículo científico que se pueden realizar ofreciéndote una muestra de todas las opciones que podrías escoger, quizás, para realizar tu TFG o TFM dentro de los límites que nos ofrece la PBE.

Niveles de evidencia de la PBE, según la pirámide de Haynes (2014) para tu TFG

Nivel 1 – Estudios

El nivel 1 es el peldaño más bajo de la pirámide y lo conforman los Estudios individuales (Studies) que son estudios originales publicados en revistas como Medline, Embase o CINAHL.

Nivel 2 – Sinopsis de estudios

Nivel 3 – Síntesis

Nivel 4 – Sinopsis

Nivel 5 – Sumarios

Nivel 6 – Sistemas: Revisiones Sistemáticas y Meta-Análisis

Las Revisiones Sistemáticas (RSs) y los Meta-Análisis (MAs) se consideran actualmente como las mejores herramientas para sintetizar las pruebas científicas respecto a qué tratamientos, intervenciones o programas de prevención deberían aplicarse para un determinado problema psicológico” () y aportan un valor innegable a psicólogos, ya que pueden hacerse una idea respecto a cómo pueden abordar un caso clínico, leyendo RSs o MAs sobre una problemática y un tratamiento concretos. Pero también nos aportan mucho valor a los graduandos, post-graduandos o doctorandos porque sientan las bases de nuevas investigaciones que podríamos desarrollar. Vamos a ver en qué se parecen estas dos formas de investigar y, para ello, empecemos por ver las similitudes entre la revisión sistemática y los metanálisis, a grandes rasgos:

  1. Tanto las Revisiones Sistemáticas como los Meta-Análisis son dos formas muy teóricas y pormenorizadas de aproximarse a un tema concreto, dentro de lo que llamamos la Psicología o la Práctica Basada en la Evidencia (PBE).
  2. Se encuentran en el punto más exhaustivo y exigente de la pirámide o de la jerarquía de la PBE.

Los MODELOS de REVISIÓN SISTEMÁTICA y BIBLIOGRÁFICA son muy interesantes de cara a sentar las bases teóricas sobre un tema en cuestión que, en un futuro, podría dar lugar a una pregunta de investigación que, a su vez, podría ser llevada a la práctica en el contexto de un diseño de intervención. Es decir, tanto si te propones hacer un TFG o TFM más práctico (porque, a pesar de las circunstancias, puedes hacerlo) como si te has decidido por un TFG o TFM eminentemente teórico, las revisiones sistemáticas o bibliográficas van a ayudarte en la asignatura.

¿Dónde localizar las Guías de Práctica Clínica? Páginas de interés

  • Catálogo de Guías de Práctica Clínica en el Sistema Nacional de Salud (SNS)

Fuente de información sobre las guías de práctica clínica:

Puntúa esta entrada ❤️

Deja un comentario