es Spanish
ar Arabicca Catalanzh-CN Chinese (Simplified)da Danishnl Dutchen Englishfr Frenchde Germanit Italianpt Portugueseru Russianes Spanish
Ups!

Tienes un bloqueador de anuncios y esta web necesita que los muestres para poder autofinanciarse. Gracias!

Hit enter after type your search item

El apartado de la justificación en un informe científico paso a paso

/
/
/
113 Views

Este es uno de los apartados más importantes de toda la estructura de un TFG o informe científico porque va a terminar de animar a nuestro lector a seguir leyendo su contenido o no. De manera que aquí te presento, en primer lugar, cómo debería organizarse la información dentro del apartado, algún ejemplo y una idea que podría servirte para pensar en su defensa, cuando llegue el momento.

¿Qué conseguirás con una buena introducción-justificación?

El orden que deberá seguirse al redactar la introducción es el siguiente:

  1. Se clarifica cuál es el problema objeto del trabajo.
  2. Se delimita la forma o el enfoque con la que será abordado el problema.
  3. Sirve para introducir el objetivo.

Clarificar el problema objeto del trabajo

En primer lugar, partiendo de la clarificación acerca de cuál es el problema objeto del trabajo. Para ello, es necesario que esta introducción ha de fundamentarse en una revisión bibliográfica actualizada de dicho problema. Incluyendo, para ello, una revisión de los antecedentes más importantes y actualizados enfocándolos al tema del trabajo que se va a emprender (marco teórico y resultados previos de otros estudios). Gracias a este trabajo de investigación o indagación previo te va a permitirá definir el problema y saber cuál es el estado actual. La recomendación de extensión para esta introducción es no sobrepasar las 2 páginas, incluyendo una breve presentación de los antecedentes teóricos del problema y una exposición clara y justificada del objetivo intervención que se plantea. Es importante que haya coherencia entre el problema de estudio que se describe y los objetivos que se quieren abordar y que todo esté bien enlazado y conectado.

Delimitar la forma en la cual se va a abordar el problema

En segundo lugar, se delimitará la manera en la que va a ser abordado el problema concreto sobre el que se ha decidido intervenir. El siguiente ejemplo refleja la práctica totalidad de los elementos apuntados: la definición general del campo de estudio; la explicitación del estado de la investigación en dicho campo: los avances pero también las limitaciones y la necesidad de subsanar estas (en el caso expuesto, el análisis de los efectos a largo plazo de un tratamiento).

Introducir y justificar el objetivo del trabajo

Finalmente, la introducción debe servir para contextualizar y alinear a nuestro lector con todo aquello que nos motivó o nos movió a escoger el tema, solucionar el problema y por qué hemos decidido abordarlo de aquella manera específica.

Ejemplo de introducción-justificación

Puedes ver un ejemplo clarificador en el artículo de Gutiérrez y Larroy (2009) cuya referencia es:

Gutiérrez, S. y Larroy, C. (2009). Efectos a largo plazo de un programa de intervención cognitivo conductual en la sintomatología menopáusica: Resultados de un estudio piloto. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 14(3), 165-179.

(…) La menopausia suele aparecer entre los 45 y los 55 años. En España, la media de inicio se sitúa en torno a los 51,4 años (SEGO, 2006), (…) A pesar de esta elevada incidencia (4.5 millones de españolas), el desconocimiento sobre la menopausia, su sintomatología, causas y efectos, es aún muy importante (…) Debe considerarse que la menopausia acontece en un momento determinado de la vida de la mujer en el que confluyen otros cambios vitales importantes, sociales y familiares, que también han de tenerse en cuenta, pues pueden provocar una valoración negativa de la experiencia de la menopausia. Además, el término “menopausia” ha sido utilizado por la sociedad en multitud de ocasiones en forma despectiva o como sinónimo de enfermedad o trastorno, por lo que su aparición puede llegar a convertirse en un suceso verdaderamente estresante para algunas mujeres. (…) debido al cese de la actividad hormonal pueden producirse una serie de alteraciones físicas y psicológicas. La intensidad y variedad de la sintomatología parece estar mediada por diferencias culturales (Matthews, 1991). (…) en las civilizaciones occidentales, donde la belleza y la juventud son excesivamente valorados por la sociedad, o en aquellas culturas donde el papel reproductivo es fundamental, la mujer madura atraviesa el periodo climatérico con muchas más dificultades y con una sintomatología más intensa (Anderson, Yoshizawa, Gollschewski, Atogami, y Courtney, 2004; Fu, Anderson y Courtney, 2003; Pelcastre-Villafuerte, Garrido-Latorre y de León-Reyes,
2001). (…)

Hasta aquí se ha introducido el tema de forma teórica y ahora se justifica nuestro abordaje.

La intervención tradicional en la menopausia es de carácter médico: la terapia hormonal sustitutiva(THS). (…) Pero la THS no es eficaz en la remisión de la sintomatología ansiosa y depresiva en mujeres menopáusicas, por lo que se hace necesaria la intervención desde una perspectiva multidisciplinar.

El abordaje de la menopausia desde la perspectiva cognitivo-conductual es relativamente reciente por lo que los trabajos son escasos (…).Todos estos estudios hallan mejoras (totales o parciales) en la sintomatología
menopáusica, pero sus resultados no abarcan más allá que el postratamiento, sin que, hasta el momento, se hayan estudiado los efectos de las intervenciones a largo plazo. Sin embargo, los estudios que evalúan los efectos de la intervención en los trastornos abordados por la Psicología de la Salud son frecuentes y sumamente útiles desde la perspectiva clínica: conocer cómo evolucionan los síntomas después de la intervención, si la mejoría se mantiene a lo largo del tiempo, y si los cambios difieren, también a largo plazo, de los experimentados por el grupo control, es fundamental para establecer la eficacia real de la intervención.

ahora introducimos los objetivos

Este es, precisamente, el objetivo del presente trabajo: analizar los resultados a largo plazo sobre la sintomatología menopáusica de una intervención cognitivo-conductual, que ha demostrado su eficacia a corto plazo. Se retoma para ello el trabajo de Larroy y Gutiérrez (2009). Este último programa, de carácter netamente cognitivo-conductual, se desarrolló en ocho sesiones semanales, de dos horas, con un formato grupal. Se elige este formato por sus múltiples ventajas: ha demostrado ser tan eficaz como la intervención individual en este tipo de trastornos (Philips, 1991; Larroy, 2004), las componentes del grupo
se prestan apoyo mutuo, favoreciendo la adhesión a la intervención y el cumplimiento de las tareas, y se abaratan los costes, incrementándose la eficiencia. Los resultados obtenidos en este estudio en el postratamiento indicaron una remisión significativa de la sintomatología física y psicológica de la menopausia y una mejoría significativa de la calidad de vida en el grupo experimental (no así en el control, que no experimentó cambios significativos). Es destacable el hecho de que el estudio que aquí se presenta sea el primer trabajo de intervención cognitivo-conductual que ofrece datos de evaluación de seguimiento a largo plazo (seis meses).

Mira algunos ejemplos del apartado de justificación para tener un referente a la hora de elaborar tu propio apartado de justificación en el TFG, TFM o lo que necesites.

Idea para la futura presentación y defensa de tu trabajo

El apartado de justificación puede tener un gran potencial cinematográfico (esto te lo dejo a ti) si lo enfocas adecuadamente. Si bien la parte de introducción teórica se basa en aquella primera revisión bibliográfica que has tenido que hacer para enterarte de en qué consiste el trastorno o por qué motivos hay algún problema que abordar desde tu enfoque propuesto. Efectivamente, si orientas emocionalmente tu apartado de justificación, conectándolo con la realidad y motivando a tu lector a empatizar, también, con ese problema y tu perspectiva, quizás puedas inspirarte con el tráiler que presenté yo:

Ejemplo de justificación: el tráiler del TFG

Realmente, éste no es el video que utilicé ya que es la versión ampliada pero mi objetivo es que entiendas la esencia de la justificación en el TFG. Te invito a verlo y a adivinar qué pretendía expresar cuando lo hice. Y te reto a pensar qué era lo que estaba justificando. El video que presenté, previo a decir quién soy y el título y todo, terminaba en el minuto 1:19, fotograma que aproveché como «primera» diapositiva de la presentación. A partir de ahí, ya aparecí yo presentando el trabajo. Se entiende, ¿verdad? 🙂 Mira un tutorial.

Puntúa esta entrada ❤️

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :