psicologo social comunitario

Psicólogo social y comunitario

Un psicólogo social, también llamado psicólogo comunitario, procura bienestar a las personas que se encuentran en riesgo de exclusión social. A menudo, se preocupan por las personas de la calle o las personas mayores que viven solas o de los niños que pueden estar sufriendo abusos. Además de detectar situaciones de vulnerabilidad social o comunitaria, también hace seguimient para que, en caso de haber evidencias de peligro, puedan activar los recursos necesarios. Estos recursos funcionan en red gracias al Sistema Nacional de Salud que tenemos en España, de manera que puedan coordinarse distintos profesionales de la salud como un médico, un psicólogo y cualquier otro especialista, proporcionando una atención 360. ¿Te resuena?¿te gustaría saber cómo puedes llegar a profesionalizar tu amor por los demás? Pues sigue leyendo porque esta entrada va, precisamente, de eso. ¿Será ésta tu profesional vocacional?

¿Qué hace un psicólogo social y comunitario?

Todos tenemos en la retina la imagen de la joven voluntaria de Cruz Roja alentando a un recién llegado de la odisea en patera, que lloraba porque su amigo se debatía entre la vida y la muerte. Esta chica recibió mucho «hate» en las redes sociales porque su acción fue sexualizada y descontextualizada.

Pero lo que hizo se podría alinear con las funciones de un psicólogo social y comunitario. También estaría ejerciendo funciones de psicólogo social o comunitario quien, durante la pandemia, ha llamado por teléfono a personas que viven solas para asegurarse de que tienen alimentos y que ha dinamizado, desde las instituciones, alguna iniciativa para acompañar a estas personas no haciendo tratamiento psicológico, sino dando conversación y asegurándose de que las necesidades básicas se suplen correctamente, sin trabas.

El ejemplo más claro de un psicólogo social y comunitario lo tendríamos en asociaciones o en departamento de acogida y seguimiento de inmigración, asuntos sociales, en centros de ayuda a personas con determinadas circunstancias vitales traumáticas (maltrato a la mujer o violencia de género a la infancia…) o con problemas emocionales de gran afectación sobre la vida social que conviven en pisos terapéuticos o centros hospitalarios (Trastornos de la Conducta Alimentaria, discapacidad psíquica…), etc. También se ocuparía de supervisar o dinamizar los centros cívicos juveniles con actividades psicoeducativas acerca de la prevención del embarazo o la educación sexual, la prevención de la drogadicción o talleres ocupacionales dirigidos a fomentar las habilidades sociales de la gente joven.

¿Cómo llegar a ser psicólogo social y comunitario?

Para empezar, como para cualquier otro perfil de psicólogo/a, hace falta vocación. Un psicólogo social o comunitario va a enfrentarse a situaciones muy complicadas de abordar y emocionalmente muy intensas, por lo cual, es un puesto que no puede contemplar cualquiera. Si no tienes claro aún si te gustaría dedicarte a la Psicología social o comunitaria, algo que podrías hacer es apuntarte a alguna asociación como voluntario/a y, así, también, si acabas gustando y crees que es lo tuyo, estarás dando pie a que te conozcan y, llegado el caso, te contraten (si es que contratan). Es una fuente de conocimiento muy enriquecedora y constructiva, una manera de conectarte con la profesión ayudando a los que más lo necesitan.


Puntúa esta entrada ❤️
Scroll al inicio