La Terapia Regresiva o la Hipnosis Ericksoniana en la práctica de la Psicología General Sanitaria

Estas prácticas beben de conceptos psicoanalíticos como el inconsciente, ese lugar en el que quedan encalladas situaciones traumáticas que no pueden procesarse por el córtex consciente. Para poder procesarlas en el presente, el terapeuta induce al paciente un estado alterado de la conciencia. Entonces, en situación controlada, éste revive aquellas situaciones y, gracias a la respiración profunda y/o la hipnosis, se desbloquean recuerdos para poder trabajarlos. Pero esto es sólo la teoría… ¿Es una perspectiva válida para la Psicología Basada en la Evidencia?

¿En qué consiste la regresión? ¿Qué es la hipnosis?

La regresión se considera una tecnología de la parapsicología y se remonta a culturas ancestrales occidentales y orientales, unidas para encontrar un remedio al sufrimiento. Consiste en regresar al pasado, a ese momento concreto en el que se origina el conflicto psíquico (trauma) que no permite a la persona desarrollarse en plenitud.

De modo que la terapia regresiva pretende precisamente eso, invocar ese recuerdo del pasado de la persona (o, incluso, de sus antepasados o de otras vidas pasadas), en una situación controlada, para abordarlo con las técnicas que el facilitador o terapeuta considere oportunas, según la persona y el tipo de problema que se esté tratando.

Por otro lado, la hipnosis puede ser una vía para conseguir esa regresión, en combinación con otras técnicas como la respiración profunda o la meditación guiada.

¿Qué tipos de hipnosis existen?

En cuanto a los tipos de hipnosis que depende del enfoque o la teoría en la cual se enmarque el facilitador o terapeuta. Podríamos hablar de la siguiente clasificación en cinco tipos de hipnosis:

  • Hipnosis tradicional, también llamada “hipnosis sugestiva” o “hipnosis por sugestión”.
  • Hipnosis Ericksoniana.
  • Hipnosis Cognitivo-Conductual.
  • Autohipnosis.
  • Programación Neuro-Lingüística (o PNL).

¿Qué sintomatología curan estas técnicas?

La terapia regresiva o la hipnosis suele recomendarse a dos perfiles de usuario, principalmente:

  • Por un lado, la persona que se siente atrapada en su vida presente, que sienta que no fluye o que está sometida a demasiadas condiciones limitantes que no dependen de ella.
  • Por otro lado, el de la persona que, sin problema emocional o psicológico aparente, desea hacer una búsqueda interior con el objetivo de autoconocerse mejor y descubrir talentos y capacidades escondidas.

El primero de estos perfiles de usuario es especialmente vulnerable si, además de encontrarse en una situación de debilidad emocional, no dispone de la información adecuada acerca de la Psicología Basada en la Evidencia.

¿Qué beneficios aportan la Terapia Regresiva y/o la Hipnosis?

¿La terapia regresiva o la hipnosis se consideran Prácticas Basadas en la Evidencia o pseudoterapias?

La puerta, supuestamente, se abre cuando la persona alcanza ese estado alterado de la conciencia en el que, retrocediendo en el tiempo y posicionándose allí, reviviendo la situación traumática para poder procesarla con la ayuda del terapeuta. Lo que es de traca de esta pseudoterapia es que el trauma pudo suceder en vidas anteriores, a las cuales el usuario puede acceder con las mismas técnicas mencionadas, para solucionar aquél trauma que sufrió en otra vida, en otro tiempo, en otro cuerpo.

La falta de profesionalidad del terapeuta y el desconocimiento de los trastornos mentales atribuyen aún más peligrosidad a la técnica, ya que el usuario potencial del primer supuesto bien podría padecer un Trastorno Depresivo Mayor, con los riesgos que conlleva perder el tiempo en este tipo de pseudoterapias. No está comprobado que retroceder en el tiempo y alcanzar ese estado alterado de la conciencia suponga poder solucionar el trauma, casi por arte de magia, como sus seguidores defienden.

Puntúa esta entrada ❤️